Posibilidades de empleo para los graduados

En nuestro país la fundición tiene unas tradiciones buenas y una posición estable. En cada campo de la economía las piezas fundidas son imprescindibles, tanto en la industria pesada, mecánica, automovilística, aeronáutica como en el caso de la producción de equipo electrónico y material artístico. La conexión de la fundición con diferentes campos de la economía crea la demanda de elementos de alta calidad fundidos de diferentes materias e impone la necesidad de introducir las tecnologías más modernas. Según nuestra experiencia, los graduados de la Facultad de Fundición están bien preparados para enfrentarse a los requisitos de la industria moderna y se desenvuelven perfectamente proyectando e introduciendo las tecnologías modernas y administrando empresas. Los grandes talleres de fundición, fábricas de otras ramas de la industria de metal, empresas de consulting y comercio buscan a los ingenieros-tecnólogos de fundición bien formados y a los ingenieros mecánicos de máquinas e instalaciones de fundición. Los graduados de la Facultad son necesarios también en la base científico-técnica de la industria de metal, marketing y distribución de piezas fundidas. La perspectiva del empleo se ensancha también gracias al número cada vez mayor de talleres de fundición pequeños y muchas veces fuertemente especializados. La fundición es un campo muy bueno para llevar propia actividad económica. Las análisis demuestran un predominio significativo de la demanda frente a la oferta del personal ingeniero para la fundición, especialmente en los países del oeste, que en una perspectiva más amplia significa un espacio abierto para emplear a nuestros ingenieros fundidores en los países de la UE.